Desde hace muchísimos años, en prácticamente todos los países del mundo, existen los medios de transporte. Hay muchas maneras de ir de un sitio a otro, ya sea transporte público o privado, podemos movernos en autobús, metro, taxi u otros medios de transporte. Pero cuando viajamos en alguno de los medios de transporte, muchas veces desconocemos los derechos que tenemos como usuarios. Cosa que no deberíamos ignorar, ya que nos puede ocurrir cualquier incidente y debemos estar informados.

En cada país, la empresa o el gobierno, establecen una serie de derechos para los usuarios que aseguren un buen servicio. En este artículo, veremos cuáles son los derechos que tenemos como usuarios en un taxi. Son derechos genéricos, puesto que en cada país pueden cambiar o ser diferentes dependiendo de la empresa o el gobierno:

Derechos como usuarios de taxis:

  • Todo usuario tiene el derecho de viajar en un automóvil que reúna las condiciones necesarias de comodidad, bienestar y seguridad, la cual se encontrará basada en la normativa impuesta por la localidad o de manera genérica.
  • El usuario podrá llevar sus maletas, equipajes o cualquier otro bulto del que disponga. Salvo que dicho equipaje dañe la integridad del vehículo y no infrinjan con los reglamentos que se encuentren en vigor.
  • Posee el derecho a disponer de un vehículo aseado y en buenas condiciones. Tanto en su exterior como en el interior. De no ser así, puede ser denunciado por los usuarios públicos. Lo que conllevará a sanciones, multas o faltas graves para el taxista.
  • Los usuarios tiene el derecho de disponer de mecanismos en las puertas que le permitan bajar o subir la ventanilla cuando deseen. Así como también acceso a alumbrado eléctrico y extintores.
  • Quien requiera el servicio de taxi, podrá transportar a un perro guía gratuitamente. En casos de tener otros animales de compañía, dependerá directamente de la disponibilidad y el criterio del taxista. Y por supuesto, deberá ser transportado en jaulas

Con respecto a los taxistas

  • Independientemente del trayecto que elija o requiera el usuario, tendrá el derecho a usar el servicio de taxis. Asimismo, el conductor no puede negarse a prestar sus servicios a menos que: el o los usuarios que estén por solicitar el servicio de taxi se encuentren en un estado de ebriedad o bajo los efectos de las drogas o sean delincuentes que estén siendo perseguidos por la policía. La higiene del usuario también puede influir en la prestación o no del servicio.
  • En caso de necesitar y requerir ayuda, el usuario tiene derecho a solicitar y obtener la ayuda que requiera del conductor. Ya sea para pedir la ubicación, subir o bajar del vehículo, cargar y/o descargar equipajes o cualquier equipo que este necesite para desplazarse. Como lo pueden ser sillas de rueda, carritos infantiles, muletas… entre otros.
  • La trayectoria no dependerá exclusivamente del taxista. Por lo que el usuario tiene derecho a indicarle al taxista la ruta que desea tomar. Así como el itinerario que tiene establecido. En caso de desconocimiento de la ruta por parte del usuario, el taxista está en la obligación de recorrer el camino y la distancia más corta para llegar al destino deseado.
  • Todo usuario tiene derecho a tener acceso y disponer del funcionamiento del aire acondicionado o en su defecto, de la calefacción. Por lo que es obligatorio que los taxistas tengan estos servicios en correcto funcionamiento.
  • El o los usuarios deberán recibir un trato cordial, adecuado y de completo respecto por parte del taxista. No están permitidas las malas palabras o gestos inadecuados.
  • Si el taxista tiene hábitos adictivos hacia el cigarrillo, el usuario está en todo el derecho de pedirle que no fume durante su trayecto si así lo desea.
  • En caso de accidentes, averías o por causas ajenas o no la carrera el taxi se detiene, el usuario tendrá derecho a tener un descuento en el precio arrojado por el contador del taxi.
  • El usuario tendrá el derecho de hacer sus reclamaciones correspondientes al servicio que le han ofrecido.

derechos usuario taxi

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Con respecto a las tarifas

  • Dado que el taxi deberá disponer de tarifas, suplementos y tarifas especiales, el usuario está en el derecho de tener acceso y ver en cualquier momento estos precios.
  • Las tarifas deberán siempre estar al alcance de la vista. Tanto para los titulares de las licencias, conductores de vehículos y por supuesto, los usuarios que usan este servicio.
  • El usuario tiene el derecho de ser avisado por parte del conductor en el momento en que salen del casco urbano. Si el usuario retorna en el mismo taxi, entonces deberá pagar una indemnización por retorno, cuya cantidad será igual al recorrido realizado fuera del mismo.
  • En caso de que el conductor olvide por alguna razón colocar en funcionamiento el contador al momento de comenzar el servicio en el que trabaja, el usuario tiene el derecho de no pagar el viaje. A menos que el usuario llegue a un acuerdo con el conductor o sienta la necesidad de pagar de igual forma el servicio. En estos casos, el precio quedará en acuerdo común.
  • El usuario tiene derecho a recibir un importe o factura donde se encuentre plasmado los datos del servicio: precio, origen y destino del recorrido, número de identificación fiscal, numero de licencia y matricula del vehículo por parte del taxista.
  • En caso que el taxista tenga música dentro del automóvil, el usuario puede solicitarle la graduación y moderación del volumen. De igual forma con la temperatura dentro del coche.

Cada usuario que desea acceder al servicio de taxis tiene que conocer en todo momento los derechos de aquellas leyes que lo amparan. Puede resultar beneficioso en casos que lo requiera. Así el usuario no saldrá estafado por parte de algún taxista, aunque esto no debería pasar.