water taxi

El sector del taxi es muy amplio, y en función de la región o zona donde se lleva a cabo la actividad puede tener unas características diferentes. De hecho, en la zona de Lobos existe un tipo de taxi denominado Water Taxi. Su nombre se debe a que son embarcaciones pequeñas que se dedican a transportar a pasajeros que quieren ir a la isla de Lobos. Este transporte se realiza entre Corralejos en Fuerteventura y la isla de Lobos.

No sería una actividad problemática de no ser porque en muchos casos estos Water Taxi son ilegales y desobedecen las prohibiciones de llegar con la embarcación hasta una playa protegida llamada El Puertito. Esta playa ha sido considerada como Parque Natural de la Isla. Por tanto, el trasiego de embarcaciones y turistas en la isla provoca importantes amenazas medioambientales y para el ecosistema de la zona.

La polémica está servida. Y las autoridades mantienen una lucha constante por controlar esta situación. Para asegurar que se preserve al máximo el carácter virgen y natural de la zona costera.

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

Cómo afectan los Water Taxi a la isla de Lobos

El gran problema que surge es el derivado de que muchos de estos Water Taxi son ilegales. Lo que hace que se produzca una gran saturación de estas embarcaciones en la zona y en el trayecto. Las embarcaciones que son piratas no están controladas por la administración en cuanto a un uso adecuado del trayecto. Ni en cuanto al bueno estado de conservación de los taxis. Esto puede suponer problemas de contaminación importantes en las aguas costeras de esta isla protegida.

La principal polémica deriva de que las embarcaciones que son piratas están haciendo uso para el embarque y desembarque de los visitantes, no solo la zona del puerto, sino la zona costera. De esta forma, se pone en peligro la integridad física de los bañistas que disfrutan de esas playas. Debido a que la zona de los barcos y las zonas de baño no están delimitadas.

La segunda gran problemática que se produce es el hecho de que el volumen y número de turistas que llegan a las costas de Lobo es cada vez mayor. De forma que se produce una gran masificación del lugar con el consiguiente deterioro. En algún momento se ha llegado a hablar de la llegada de más de 1.300 personas en un solo día.

Estas situaciones constituyen un gran problema. Sobre todo para mantener el ecosistema de la isla y permitir que siga considerándose una zona de Parque Natural. Donde resulte agradable pasar un día de baño sin suciedad y en aguas totalmente limpias y seguras.

Si la situación descrita no se controla adecuadamente, las consecuencias del uso de estos water taxi ilegales serán importantes a nivel económico. Pero sobre todo a nivel ambiental. Y zonas que hoy en día son verdaderos paraísos, dejarán de poder explotarse de forma responsable y quedarán en desuso y abandono. Por ello, es importante la concienciación con estas realidades que se producen en nuestro continente.